De la lectura como actividad imprescindible

El Ecuador es un país de analfabetos funcionales. Esta aseveración se puede comprobar de forma sencilla si se acude a las estadísticas. En el Ecuador se lee, en promedio, medio libro al año. ¡¿Medio libro al año?! ¿Qué argumentos se pueden discutir en una sociedad que le tiene miedo a las letras y pánico a las razones? No existe discusión posible en el Ecuador por falta de argumentos; las cabezas están llenas de publicidad, propagandas y de los mandatos de grupos de interés que controlan los medios de comunciación masivos.

Requerimos cambiar nuestra actitud frente a la lectura si pretendemos en algún momento acceder a la sociedad del conocimiento. La matriz productiva del país no se cambia con propaganda y campañas publicitarias. Lo que se requiere para modificar nuestra tan triste situación es el trabajo sostenido de cada uno de los habitantes de este Estado. Para lograr que el trabajo sea a su vez, más eficiente conforme pasa el tiempo, se requiere que los libros que leamos sean más científicos, técnicos, artísticos o filosóficos. No podemos quedarnos con literatura rápida y de relleno, pensando que con ello estamos logrando nuestra mejoría en el hábito de la lectura. La sección de deportes de un periódico tampoco es un buen ejemplo de un material nutritivo para leer. Debemos esforzar nuestro pensamiento y nuestra inteligencia si estamos decididos realmente a pertenecer al siglo XXI.

No aspiremos a cambiar el mundo. Aspiremos a no sufrir dolores innecesarios y a disciplinar nuestra cabeza, nuestro corazón y nuestras acciones para lograr vivir mejor y con menos miedo. Para este cometido, los libros resultan imprescindibles.

Andrés Patricio Alvarez Dávila

Fuente de noticia: http://www.cre.com.ec/noticia/55374/ecuador-uno-de-los-paises-que-menos-lee-segun-estadisticas-del-inec/

Anuncios

Publicado por

alvarezdap

Soy un estudiante de Derecho y Comunicación Social. Además estoy interesado en la Ciencia Política y como no decirlo, en la madre de todas las ciencias la Filosofía.

2 thoughts on “De la lectura como actividad imprescindible”

  1. lastimosamente hoy en día incluso la tecnología en vez de apoyar a la lectura la anula, ni siquiera para hacer una tarea se acude a las bibliotecas…, hoy es google. tomando éste ejemplo pocos son los que leen un artículo, escasos los que leerán un libro completo. Sumándose a la falta de interés en un libro, digamos una novela , ni siquiera hay espacio para la imaginación, todo es visual; y se corta incluso la perseverancia de las personas, porque tal vez cuantos iniciaron una lectura pero no llegan a culminar con la escusa de la falta de tiempo, porque hay que tomar en cuenta que la lectura es un extra , un plus a nuestra vida cotidiana, hay que darle su tiempo. Uno de los efectos mas desgarradores del mal hábito de no leer es la pésima ortografía con la que los profesionales desempeñan sus carreras de doctores, ingenieros y demás ( no nos vayamos a los jóvenes que solo escriben por mensajes y todo es abreviado en código ) .

    tal vez mi comentario no tiene mucha ilación, pero quería poner mis ideas para debatir un poco.

    1. Estimada Sofía,
      Tu comentario me parece una ampliación necesaria al pequeño post que escribí. Me indigna la situación en la que vivimos y la falta de interés que existe en la mayor parte de personas sobre este tema. Sería magnífico que, más allá del cartón y de los títulos, las personas valoren la educación por lo que es capaz de transmitir en el desarrollo personal y social. Como bien afirmas, la tecnología puede ser una traba cuando no se utiliza bien. Las redes sociales no hacen más que mantenernos en la pasividad cuando no se utilizan para reflexionar sobre nuestra realidad y proponer medidas, aunque sean modestas, para mejorar el diagnóstico. También suscribo las palabras que has escrito sobre la falta de interés que hay entre nuestros contemporáneos de leer al menos un artículo, ni hablar de un libro completo. Hace un par de años, me reté leer un libro cada semana, y hasta la fecha lo he logrado. Perdí la cuenta ya de cuantos libros he leído, pero lo mejor de eso es toda la libertad que me ha permitido en pensamiento y en acción. Considero que la palabra libera a las personas. Curiosamente, Giovanni Sartori, autor italiano, escribió acerca del fenómeno que describes en tu comentario: los jóvenes somos cada vez más visuales que textuales y eso implica muchos cambios en nuestra percepción del mundo, del conocimiento y de la vida. La mayoría de la gente entra en la categoría de Homo Videns.
      Sinceramente considero que la mala ortografía en un <profesional>, es un buen parámetro para conocer la clase de profesional que es. El profesional debe ser sobretodo, una persona que sabe distinguir entre las particularidades, los detalles, las precisiones. ¿Cómo adquirió conocimiento ese profesional si no es a través de la lectura? Existen nuevos métodos, pero la lectura como dije en mi pequeña entrada en el blog, es una actividad imprescindible.

      Gracias por comentar
      Un saludo y espero más comentarios tuyos.
      Ciao

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s